Presidentes de El Salvador, Honduras y Guatemala se reúnen la próxima semana con su homólogo estadounidense Barak Obama

Presidentes de El Salvador, Honduras y Guatemala se reúnen la próxima semana con su homólogo estadounidense Barak Obama El Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, junto a sus homólogos de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de Honduras, Juan Orlando Hernández, sostendrán el próximo 25 de julio una reunión con el mandatario de los Estados Unidos, Barack Obama.
El encuentro tiene previsto realizarse en la nación norteamericana con la finalidad de tratar temas de interés común entre los países del triángulo norte y Estados Unidos. La temática principal es sobre los niños, niñas y adolescentes que migran de manera irregular a los Estados Unidos sin acompañamiento, señala un comunicado de la Cancillería salvadoreña.
Los Presidentes reiterarán al gobierno estadounidense la necesidad de abordar el tema de manera integral, impulsando medidas conjuntas tanto en el ámbito de seguridad como en el de desarrollo económico y social de las comunidades de origen de los niños y adolescentes migrantes.En ese mismo orden una delegación del Congreso de los Estados Unidos, encabezada por el presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, visitó El Salvador .El congresista Issa, un republicano del estado de California, estuvo acompañado en su misión por el congresista republicano de Texas Blake Farenhold, el congresista demócrata de Massachusetts Stephen Lynch, el republicano de Michigan Kerry Bentivolio y el republicano de Arizona Paul Gosar. Asimismo miembros del personal del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno también formaron parte de la delegación.El objetivo de la visita fue observar la cooperación de Estados Unidos ante la reciente crisis humanitaria causada por la migración de menores no acompañados a los EE.UU. y tener más información acerca de las causas de la migración indocumentada. Su agenda incluyó conversaciones con líderes de organizaciones religiosas, organizaciones no gubernamentales, funcionarios del gobierno municipal y nacional, y jóvenes en las comunidades en riesgo, indica un comunicado de la embajada estadounidense en el país.