MINSAL advierte de aumento de casos de hipertensión, diábetes, sobrepeso y obesidad

bam

Por: Claudia Chicas

Los padecimientos que agravan la salud de la población salvadoreña son la hipertensión, diábetes, sobrepeso, obesidad y dislipidemia que consiste en la concentración de grasas en la sangre, principalmente colesterol y triglicéridos, aseguró hoy el Ministerio de Salud.

La diábetes mellitus y la obesidad predominan en las mujeres con mayor prevalencia en las habitantes de la región de salud metropolitana. Mientras que en el sobrepeso los hombres superaron los niveles en comparación de las mujeres. Y la enfermedad renal crónica predomina en los hombres y en la zona paracentral y oriental.

Estos niveles de padecimientos fueron obtenidos por el sistema nacional de salud, a través de una encuesta nacional de enfermedades comunes no transmisibles en adultos.

“Nuestras consultas para enfermedades crónicas rondan las citas en menos de 2 meses, porque no es necesario ver al paciente con enfermedad crónica cada día, se le da su tratamiento y se pone en control. El que va a un hospital, es quien sufre complicaciones en la enfermedad”, detalló el viceministro de salud, doctor Julio Robles Ticas.

Otro de los problemas que encontraron los especialistas en salud es el uso excesivo de analgésicos que provocan otras enfermedades, entre ellas padecimientos renales. La ministra de salud doctora Violeta Menjívar recomendó el uso adecuado de los medicamentos y sobre todo a no auto medicarse.

También la Dirección Nacional de Medicamentos desmintió que la medicina natural sea menos dañina, por ejemplo, el doctor Vicente Coto detalló que el uso de la almendra quita grasa es dañina para el cuerpo, pues en otros países se usa para suicidios porque afecta músculos del corazón.

La hipertensión, diábetes, sobrepeso, obesidad y dislipidemia que consiste en la concentración de grasas en la sangre, principalmente colesterol y triglicéridos son causados en adultos mayores de 20 años por bajo consumo de frutas y verduras, consumo de bebidas azucaradas y falta de agua.