Amenazas de Trump y tensiones con la RPDC marcan semana en EE.UU.

trump-rpdc

Washington, 12 ago (PL) Las crecientes tensiones con la República Popular Democrática de Corea (RPDC) siguen acaparando hoy los principales titulares en Estados Unidos, al final de una semana marcada por el creciente tono belicista del presidente Donald Trump.

El mandatario republicano elevó el grado de confrontación con la nación asiática cuando el pasado martes la amenazó con ”fuego y furia como el mundo nunca ha visto”, tras varios días de reiterar críticas contra Pyongyang en las redes sociales. Más le vale a Corea del Norte no hacer más amenazas a Estados Unidos. Se encontrarán con un fuego y una furia nunca vistos en el mundo’, manifestó a periodistas desde su club de golf en Nueva Jersey.

Las declaraciones del jefe de Estado se dieron a pesar de que el ministro de Relaciones Exteriores de la RPDC, Ri Hong-Yo, aseguró que su país no tiene intenciones de usar armas nucleares contra ninguna otra nación que no sea Estados Unidos, y solo si este lo ataca.

El miércoles Trump presumió del arsenal nuclear de su país y aseguró que su primera orden como presidente fue renovarlo y modernizarlo. ‘Ahora es más fuerte y poderoso que nunca antes’, escribió en Twitter, algo con lo que no estuvieron de acuerdo varias fuentes.

Al día siguiente, también desde Nueva Jersey, el jefe de la Casa Blanca advirtió que al país asiático le podrían ‘pasar cosas como nunca pensaron posibles’.

Legisladores republicanos y demócratas, así como otras figuras de la política, criticaron los comentarios del gobernante, al considerar que ese tipo de sentencias no acercaba una solución para el conflicto entre ambas naciones.

Pese a ello, y a que Pyongyang ha remarcado el carácter autodefensivo de su arsenal nuclear como respuesta a hostilidad de Estados Unidos y a sus sistemáticas maniobras, Trump agregó que quizás su declaración sobre el ‘fuego’ y la ‘furia’ no fue lo suficientemente fuerte.

En lugar de renunciar a esa retórica, indicó ayer que las soluciones militares están ahora totalmente en marcha, listas y cargadas si la RPDC actúa de forma imprudente.

Frente a esa posición, el congresista demócrata David Cicilline pidió al titular de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que inmediatamente convoque a una sesión para impedir que el presidente ordene un ataque nuclear sin la autorización previa del Congreso.

A esa postura beligerante se unió que este viernes Trump dijo no descartar una opción militar contra Venezuela, en lo que varios medios consideraron una sorpresiva intensificación del tono del mandatario contra ese país.

Un día después de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiterara que Caracas desea mantener relaciones con Washington basadas en el respeto mutuo, el republicano expresó que valora muchas opciones para la nación sudamericana, ‘incluyendo una posible opción militar si es necesario’.