Más evidencias de corrupción de Ángel María Villar salen a luz, esta vez por relojes de oro para seleccionados

villar

Madrid– Entre las escuchas y la documentación recopilada por la Fiscalía y la Guardia Civil española en la Operación Soule se ha confirmado que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), con Ángel María Villar a la cabeza, repartía regalos para jugadores y directivos cada vez que la selección de España cosechaba un éxito deportivo. Los relojes de lujo eran moneda corriente cada vez que La Roja conseguía una clasificación de gran magnitud o levantaba un trofeo.

Si bien la práctica hacía los jugadores se gestó hace muchos años, se potenció durante los años dorados de la selección española, que ha conquistado de forma consecutiva la Eurocopa 2008, el Mundial 2010 y la Eurocopa 2012. Sin embargo, lo que principio se utilizó para premiar a los futbolistas, terminó transformándose en beneficio del propio Villar y algunos de sus laderos.

El presidente de la Federación Española de Fútbol solía dar prioridad a los directivos y no a los jugadores. Por ejemplo, cuando los futbolistas consiguieron la clasificación para el Mundial de Brasil de 2014, la Federación compró 35 relojes de oro. Como había ocho colaboradores de Villar entre los beneficiados, tuvieron que elegir 27 futbolistas de los 36 que había convocado Vicente del Bosque. Los jugadores David De Gea, Javi Martínez, Cesar Azpilicueta, Soldado, Javi García, Nacho, Michu y Beñat se quedaron sin recibir su IWC Schaffhausen, un modelo portugués en oro rosa, valorado en 28.000 dólares.

En esa ocasión, la Federación abonó 17.000 dólares por cada reloj (en total, casi 600.000 dólares) y el resto lo costeó la joyería Chocrón por un acuerdo de patrocinio.