España intensifica seguridad para impedir ingreso de Carles Puigdemont a Cataluña

fiscel

El ministro del Interior de España anuncio este martes que se reforzarán al máximo las medidas ya en marcha para detener a Carles Puigdemont, que sigue en Dinamarca, si éste vuelve a suelo español para conseguir ser investido Presidente de la Generalitat en la sesión de Investidura cuya fecha esta por fijarse pero vence el 31 de enero. “Vamos, que no pueda entrar ni en el maletero (baúl) de un coche”, afirmó el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido esta mañana.

En medios políticos, sobre todo independentista, de manera muy reservada, hay coincidencia en que Puigdemont está convencido que no podrá ejercer la Presidencia sea por vía telemática, delegación de voto, o haciéndose presente en la sesión de Investidura.

Esta acusado de por el Tribunal Supremo de los gravísimos delitos de subversión, sedición y malversación (30 años de cárcel y es un prófugo de la justicia española). Si lo arrestan puede pasar una más que larga temporada en una celda.

El objetivo de Puigdemont, para no penar semejante calvario, es que con la ayuda de la Mesa del Parlamento se produzca una votación en la que se lo elija titular de la Comunidad Autónoma. Eso lo consagraría, según sus cálculos como el único presidente legítimo, aunque después la maquinaria judicial implacable anule la legalidad de este procedimiento.