Alcaldía urge a beneficiarios DACA y TPS contratar abogados de la Ciudad

La alcaldìa de New York recomendó a los neoyorquinos amparados bajo los programas DACA y TPS que contacten urgentemente con abogados especializados en inmigración, con el objetivo de evitar fallos en la tramitación de su estatus legal. Miles de residentes en la ciudad de Nueva York cuentan con permisos de trabajo y protección frente a la deportación gracias a la Acción Diferida para los Llegados en su Infancia (DACA) y al Estatus de Protección Temporal (TPS).

La finalización de estos programas por parte de la Administración Trump ha puesto en peligro a muchos de sus beneficiarios. Sin embargo, gracias a una orden judicial, actualmente tanto los antiguos como los nuevos amparados por TPS Y DACA pueden renovar su permiso. Y es por ello que la Ciudad está centrando su esfuerzo en crear conciencia entre los inmigrantes afectados, impulsando sus programas como, por ejemplo, el acceso gratuito y seguro a servicios legales de inmigración, a través del plan ‘ActionNYC’, simplemente realizando una llamada al 311 y diciendo ‘ActionNYC’.

“A pesar de los repetidos errores del liderazgo en Washington, la Ciudad está dando un paso adelante para asegurar que los inmigrantes neoyorquinos tengan acceso a la asistencia legal necesaria”, señaló Bitta Mostofi, la comisionada en funciones de la Oficina del Alcalde para Inmigración.

“Animamos a los beneficiarios de DACA −así como a los poseedores de TPS procedentes de Haití, El Salvador y Siria− a contactar con abogados especializados en inmigración para revisar sus opciones tan pronto como sea posible. En particular, las personas originarias de Haití y El Salvador amparadas por la TPS necesitan tomar medidas antes del 19 de marzo, fecha límite para la renovación”, indicó en un comunicado de la Alcaldía.

Mostofi agregó que cualquier neoyorquino puede llamar al número 311 y decir ‘ActionNYC’ “para ponerse en contacto con servicios legales de inmigración de forma segura y gratuita. En la ciudad de Nueva York, donde los inmigrantes son imprescindibles para nuestra identidad, continuaremos luchando por una solución legislativa permanente para los ‘Dreamers‘ y beneficiarios TPS a largo plazo”.

Actualmente, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) debe, por requerimiento judicial, aceptar solicitudes de renovación de todas aquellas personas que actualmente sean beneficiarios de DACA, así como de aquellos que lo fueron en algún momento. De todas maneras, los receptores de DACA se encuentran todavía en riesgo de perder su estatus y es por ello que es necesaria una solución permanente ante este grave problema.

El Centro para el Progreso Americano estima que unos 20,000 beneficiarios de DACA han perdido su permiso desde que la Administración Trump decidiera interrumpir el programa el pasado otoño.