La guerra en Siria no va resolverse con los bombardeos aseguran países aliados

Los ataques aéreos llevados a cabo por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra Siria no cambiarán el curso de la guerra, dijo el lunes el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, pero fueron una forma de demostrar que el mundo ya estaba cansado del uso de armas químicas.

“Es muy importante hacer hincapié en que no es un intento de cambiar la marea de la guerra en Siria o de tener un cambio de régimen”, dijo Johnson a los periodistas a su llegada a la reunión con otros ministros de la UE en Luxemburgo. “Me temo que la guerra de Siria continuará de una manera horrible y miserable. Pero fue el mundo el que dijo ‘basta’ a las armas químicas”, añadió.

Por su parte, la ministra británica de Cooperación Internacional, Penny Mordaunt, defendió hoy la decisión del Gobierno de intervenir en Siria y se mostró en contra de dar al Parlamento más poderes para decidir sobre intervenciones militares.

Mordaunt respondió así al malestar causado en la oposición laborista por la decisión de la primera ministra británica, Theresa May, de sumarse en la madrugada del sábado a los bombardeos de Estados Unidos y Francia contra instalaciones sirias de producción y almacenamiento de armas químicas sin consultar antes al Parlamento de Westminster.