El Vaticano alza la voz contra los paraísos fiscales al considerar que afectan a los más pobres

Ciudad del Vaticano— Los paraísos fiscales y las herramientas financieras como los derivados y las permutas de incumplimiento crediticio son gravemente inmorales e injustos, dijo el Vaticano este jueves, calificándolos de “bombas de tiempo activadas” que perjudicarán sobre todo a los más pobres del mundo.

La oficina de Doctrina del Vaticano colaboró con el departamento de Justicia Social en un nuevo informe para ofrecer un fundamento moral más sólido a su exhortación reiterada a forjar un sistema financiero global más ético.

Los bancos deberían crear comités éticos internos para garantizar que sus decisiones favorecen al bien común y no solo el “egoísmo miope” de los balances empresariales, según el documento, que fue aprobado por el papa Francisco. Exhorta a una mayor regulación de los productos financieros y que las universidades impartan a la próxima generación de líderes empresarios lecciones de ética, no solo de ganancias.

“La crisis financiera reciente podría haber sido la oportunidad para desarrollar una nueva economía, más atenta a los principios éticos, y una nueva regulación de las actividades financieras que neutralizara las dimensiones depredadoras y especulativas”, acotó.

En cambio, los actores financieros globales han regresado a las “alturas del egoísmo miope” que excluyen cualquier consideración del bien común o la necesidad de distribuir la riqueza y sanar la desigualdad económica.