Aprueban interrupción del embarazo en Argentina en una cerrada votación

En una sesión que duró más de 22 horas la Cámara de Diputados de Argentina aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo por 131 votos a favor, 123 en contra y 1 abstención. La decisión llegó luego de que más de 150 de los 257 legisladores expusieran distintos argumentos para justificar su posición.

Tal como se preveía el resultado fue ajustado ya que, aún cuando comenzó el debate, más de una decena de diputados no habían definido o al menos hecho pública su posición generando una situación, a priori, de empate técnico.

Ahora el Senado deberá abordar el proyecto aprobado por la Cámara Baja y tendrá tres opciones: aprobarlo y en ese caso la ley tendrá sanción definitiva donde solo quedará como posibilidad de rechazo el veto presidencial; votar en contra: con lo cual la propuesta perderá estatus parlamentario y no podrá volver a ser tratada este año; o modificarlo.

Como pocas veces sucede en el Congreso argentino, durante las semanas previas a la votación de la ley los distintos partidos políticos dieron vía libre a sus integrantes para actuar de acuerdo a sus ideas y convicciones. Esto generó que, salvo algunas excepciones, la mayoría de los bloques legislativos se dividieran posicionándose de un lado y el otro.

Así por primera vez diputados y diputadas del oficialismo votaron junto a todos los partidos de la oposición. De hecho el titular de la comisión de Legislación General y expositor principal del proyecto, Daniel Lipovetzky, responde al presidente Mauricio Macri. Y quien expuso en contra de la iniciativa, Carmen Polledo, también forma parte de las filas gubernamentales.