Rusos acusados de envenenar a Sergei Skripal y su hija niegan acusación de gobierno inglés

800

Moscú— Los dos rusos acusados en Gran Bretaña de haber envenenado a un exespía ruso con una neurotoxina fueron entrevistados hoy en un canal de la televisión estatal rusa, negando haber sido parte del ataque y asegurando que su presencia en la ciudad inglesa de Salisbury fue “una coincidencia increíble y fatal”.

Ruslan Boshirov y Alexander Petrov aparecieron en público por primera vez en el canal de televisión ruso RT, afirmando que fueron a Salisbury para visitar su catedral histórica.

“Nuestros amigos desde hace tiempo nos recomendaban visitar este poblado tan maravilloso”, dijo Petrov. Boshirov añadió que específicamente querían admirar el reloj y el capitel de la catedral.

La semana pasada, Gran Bretaña acusó en ausencia a Boshirov y Petrov, señalándolos de ser miembros del servicio de inteligencia militar ruso GRU y diciendo que fueron despachados a Salisbury para envenenar al exespía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia con la sustancia neurotóxica novichok.