Papa Francisco arremete contra los que promueven el aborto y recordó el mandamiento “no matarás”

Ciudad del Vaticano.- Francisco comparó hoy al aborto con el “contratar un sicario para resolver un problema” porque, afirmó, interrumpir un embarazo es sólo un “modo de decir” para referirse a “liquidar” una persona.

En su audiencia pública semanal, presidida ante más de 26 mil personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el Papa reflexionó sobre el mandamiento “no matarás” y aseguró que todo el mal del mundo, desde las guerras hasta la cultura del descarte, se podría resumir como un desprecio a la vida.

Lamentó que esa mentalidad llegue a consentir, incluso, la supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de otros presuntos derechos.

“Yo me pregunto, ¿es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Qué piensan ustedes? ¿Es Justo? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema? No se puede, no es justo suprimir un ser humano pequeño para resolver un problema. Es como contratar un sicario. ¿Cómo puede ser terapéutico, civil, o simplemente bueno, un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio?, cuestionó el Santo Padre.