Justicia argentina condenó a exdirectivos de Ford por delitos de dictadura

Un tribunal argentino condenó hoy a penas de entre 10 y 15 años de prisión a dos exdirectivos de la filial argentina de Ford Motor Co. y a un exmilitar por el secuestro y tortura de 24 trabajadores de la automotriz en un juicio histórico que probó la connivencia del poder empresarial con la última dictadura militar.

Santiago Omar Riveros, exjefe de un cuerpo del ejército, fue condenado a 15 años de prisión; Héctor Francisco Sibilla, responsable de seguridad de la planta de Ford en la localidad de General Pacheco -al norte de la capital argentina- a 12 años y Pedro Müller, exgerente de Manufactura, a 10 años.

Una vez leído el fallo los familiares de las víctimas que asistieron a la audiencia estallaron en aplausos.

Los jueces del tribunal consideraron que los tres cometieron “delitos de lesa humanidad” como allanamientos ilegales, privaciones ilegítimas de la libertad agravadas por actos de violencia y amenazas e imposición de tormentos.