Guaidó le abrió la puerta a una mediación papal

En una entrevista concedida hoy al canal Sky TG24 de la televisión italiana, el autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, admitió la posibilidad de una mediación del papa Francisco en el conflicto político y social que afecta al país sudamericano. El presidente constitucional Nicolás Maduro había enviado una carta al Papa solicitando su intervención, pero el martes al finalizar el viaje  a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) Francisco advirtió que “para que se haga una mediación, se necesita la voluntad de ambas partes”.

Ante una pregunta de si aceptaría la mediación papal Guaidó, que antes había negado esa posibilidad argumentando que se trata de una estrategia de Maduro para favorecerse, ahora dijo que “naturalmente, hago un llamamiento para que todos aquellos que pueden ayudarnos, como el Santo Padre, como el resto de la diplomacia, puedan colaborar para el fin de la usurpación, para un gobierno de transición”.

En el Vaticano el director interino de la oficina de prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, dijo este jueves que el pontífice “se reserva la posibilidad de verificar la voluntad” del gobierno Venezuela y de la oposición para establecer si existen condiciones para una posible mediación”.

“El Santo Padre ha sido siempre prudente y por tanto se reserva la posibilidad de verificar la voluntad de ambas partes determinando si existen las condiciones para seguir este camino”, afirmó el portavoz en un comunicado.

“Como cuando la gente va a ver al cura porque hay un problema entre marido y mujer: va uno… “¿Y la otra parte, viene o no viene? ¿Quiere o no quiere?”. Siempre se necesitan ambas partes. Esta es una condición que los países deben tener en cuenta antes de pedir una facilitación o la presencia de un salvador o una mediación. Ambas partes, siempre”, había dicho antes Francisco al referirse a la posible mediación.

Según Jorge Bergoglio “en general hay pequeños pasos, el último es una mediación; son pequeños pasos iniciales, facilitadores, pero no solo por parte del Vaticano, sino de toda la diplomacia, acercarse a uno y al otro para poner en marcha posibilidades de diálogo. Así funciona en la diplomacia”.

En su entrevista con Sky TG24 Guaidó afirmó además que “aquí, lo dramático en este momento en Venezuela es que el derramamiento de sangre está en marcha” y agregó que “hay 300 mil venezolanos en riesgo”. También acusó al presidente Nicolás Maduro de ser responsable del “asesinato a sangre fría” de decenas de opositores con el propósito de “intimidar” y añadió que estaría “encantado de recibir al Papa en Venezuela”.