Carles Puigdemont asegura que independentistas están siendo juzgados por delitos no cometidos

El ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido desde Berlín a los compañeros del procés que hoy se han sentado en el banquillo de los acusados «ser fuertes», «tener ánimo», «confianza» durante todo el juicio porque «deben estar orgullosos del ejemplo que están dando».

«Hoy hemos visto a personas honorables, inocentes, demócratas, gente que ha actuado bajo el mandato del Parlamento, sentados en el banquillo de los acusados, como criminales por delitos que no se han producido y de los que no hay ninguna prueba», denunció Puigdemont en una comparecencia ante la prensa celebrada en la sede de la representación de Cataluña en Berlín.

El huido de la Justicia afirmó que el juicio por el 1-O que ha comenzado este martes en el Tribunal Supremo es una «construcción artificial, una cosa política» que hay que «desarmar» y, en consecuencia, «la única sentencia posible es la absolución» de los acusados, entre los que se encuentra él mismo, que será juzgado en rebeldía. «Les pido ser fuertes y tener confianza. Han de estar orgullosos del ejemplo que nos están dando», señaló.

Preguntado si como líder del separatismo y máximo responsable de los hechos que ahora se juzgan no debería estar con sus compañeros en el banquillo y asumir responsabilidades en vez de pasearse por Berlín, Puigdemont declaró que él «siempre» ha estado y estará a disposición de la justicia, pero de una justicia justa y correcta, lo que en España no es posible».