Amnistía Internacional destaca reducción de ejecuciones por pena de muerte en 2018

Londres— El número de ejecuciones en el mundo registró en 2018 su cifra más baja de la última década, con al menos 690 ejecuciones repartidas en 20 países, frente a las 993 contabilizadas en 2017, lo que significa ​una reducción del 31 por ciento con respecto al año anterior, destacó Amnistía Internacional (AI) en su informe anual sobre pena de muerte.

El número de ejecuciones en todo el mundo es el más bajo en diez años», afirmó Chiara Sangiorgio, experta en pena de muerte de Amnistía Internacional, «esta es la principal conclusión de nuestro informe».

La organización observó una disminución significativa, especialmente en los países donde se ejecutaban a más personas en los últimos años: «Estamos hablando de Irán, Pakistán e Irak, por ejemplo».

El informe no incluye las ejecuciones en China, cuyas cifras siguen clasificadas como secreto de Estado, aunque AI estima que fueron miles.