Selecta obligada a ganar esta tarde a República Dominicana si quiere clasificar sin problemas a hexagonal final

La Selección salvadoreña  de Fútbol encara hoy su segundo duelo de la Liga de Naciones de Concacaf ante su similar de República Dominicana, en el Estadio Cibao FC de Santiago de los caballeros  en esa isla del caribe.

El partido está programado para las  seis de la tarde. El Salvador viene de derrotar a la débil selección de Santa Lucía como locales en una pobre actuación que no convenció a su afición en el monumental estadio Cuscatlán. En tanto Dominicana cayó ante la selección de Monserrat, el sábado por 2-1, por tal razón van este martes con “todo” ante su contrincante cuscatleco.

El equipo salvadoreño sale obligado a ganar este choque para no dar ventajas a Panamá equipo cercano en la clasificación de la FIFA pero que el pasado fin de semana no les fue bien pues perdieron como locales ante Bermudas, este resultado obviamente favorece a los intereses cuscatlecos, para la clasificación a la hexagonal final.

“Encaramos el partido con toda ambición posible ante un gran rival como es El Salvador”, indicó  el dirigente dominicano David González  y que destaca hoy prensa dominicana.

Hoy tenemos la oportunidad de salir adelante. Estoy muy bien con mi salud y vamos a poner en práctica todo lo que recibimos por parte del profe (González)”, comentó Joshua García una de las figuras de ese equipo antillano.

El timonel de la selecta, el mexicano Carlos de los Cobos dijo que el principal problema detectado en el partido del fin de semana ante la débil Santa Lucía  fue la falta de precisión  en ataque, pese a que generaron “muchas llegadas de peligro” y que se terminó ganando con goleada.

Pese a la victoria, la afición salió molesta con el equipo nacional, hubo gritos de reclamos y silbidos tras decretarse el final y al estratega no le molestó esa actitud de la fanaticada. “Es respetable la opinión de la gente, que paga un boleto y tiene todo el derecho de expresarse, es natural. Que uno esté o no de acuerdo, es diferente”.

Según el mexicano, “el tema de la falta de profundidad… a veces nos cuesta a todos, hablo en generalhacer un análisis más profundo, porque no es simple, creer que tenemos a un rival débil. Ellos fueron rápidos, fuertes y han aprendido a pararse en la cancha, no es que no uno no quiera profundizar”.